domingo, 30 de octubre de 2011

Un punto fijo… toda la magia


DSCN1611-1 (Copiar) (Copiar)

No se sabe cuál viene primero, pero ambos momentos son maravillosamente inevitables. Casi por arte de magia, se complementan inconscientemente, sin discriminar ni optar. Resulta, siempre resulta. Tarde o temprano ocurren. Y la vida demuestra que ambas son imprescindibles para sobrellevar las angustias, para sobrevivir a las calamidades, pero también para enaltecer las victorias, honrar la belleza, admirar las maravillas. Una instancia es puramente racional; la  otra, totalmente impredecible. Una es estática; la otra es volátil.

Se trata de algo tan sencillo como profundo: mientras más centremos nuestra mirada en los puntos inamovibles de nuestra existencia, aquellos que fueron, son y serán esenciales para la supervivencia, mayor será el espectáculo de vientos coloridos que vestirán y purificarán cada paso. Eso que es fijo, que no puede resignarse, que no puede negociarse, que es parte de nuestro ADN, debe llevarse toda nuestra mirada, para que cuando la giremos, veamos volar la magia a nuestro alrededor, llena de luz y mezclas cromáticas.

¿Cuál es el punto de apoyo que permiten nuestras utopías?

1 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...