miércoles, 21 de julio de 2010

¿Le alcanzás el pincel?


Hoy está tan descolorida que parece normal que sea gris…
Los blancos y los negros la dominan, sin que otro color pueda mezclarse…
La de todos y todas es igual, uniforme (¿o sin forma?), apagada, lúgubre…
Parece que naturalmente no hubiera tenido color, y que sea normal que no lo tenga…
Su única razón de ser es como paso hacia los “verdaderos, brillantes y deslumbrantes tonos”…
Es tan gris que parece que ya no es… o por lo menos perdió mucho de su esencia…

…hablo de la Infancia, del ser niño,
de aquello que
–más allá de ser distinto a otras épocas-
debería pintarnos y mostrarnos la vida desde la inocencia,
desde la mezcla de colores olvidados…

…y hoy está cada vez más lejos de lograrlo…

Pero… hay una señal de esperanza que insiste en salvar esta hermosa y necesaria etapa de la existencia humana:

El color de la infancia copia
¡Atención!. Se acerca un niño con un pincel dispuesto a garabatear el papel (y con él, la mesa, la silla, la pared, su ropa, la de los que están al lado, y un largo etcétera…)…

Y en ese instante casi mágico y sublime, cuando las cerdas mojadas tocan la superficie que creímos siempre gris, allí es cuando vuelve el color…

- ¡Se me cayó el pincel!
“¿Se lo alcanzás?”

3 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...